Debates contra la impunidad. La Liga en la Procuradoría de Crímenes contra la Humanidad

el

 

En el día de ayer, una delegación de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre integrada por los abogados Sabrina Dentone y Pedro Dinani y José Schulman participó del debate organizado por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad a cargo del fiscal Jorge Auat acerca del estado de la lucha contra la impunidad de los crímenes del Terrorismo de Estado.

 

En la reunión participaron funcionarios de diversas instancias del estado que están relacionadas con el proceso judicial: la Procuraduría, un grupo grande de fiscales de diversas regiones del país, las presidentas del Consejo de la Magistratura y de la Cámara Nacional de Casación Federal en lo Penal así como representantes de otras instancias destacando la ausencia de la Corte Suprema.

 

También participamos algunos organismos de derechos humanos de carácter nacional: la Liga, el Cels, la Apdh y Familiares junto a un conjunto grande de querellantes y organizaciones locales de gran parte del país que manifestaron un importante nivel de consenso que intentaremos resumir en tres puntos:  a) preocupación por la parálisis, empantanamiento o retroceso en las causas judiciales; b) conciencia de  la necesidad de avanzar política y judicialmente sobre el resto de los funcionarios estatales y grupos de poder (básicamente el poder económico) y c) la decisión de resistir por el camino de la movilización social y la disputa cultural.

 

La reunión comenzó con el aporte de Jorge Auat que de alguna manera planteó estos tres ejes desde la perspectiva jurídica y desde su lugar en la Procuraduría, con muchas críticas al resto del Poder Judicial y una mirada exigente hacia todas las instancias del estado que vienen retaceando esfuerzos y medios.  La intervención fue apta para abrir el debate en una perspectiva correcta y así lo valoramos al transmitir la posición de la Liga.

 

Por nuestra parte manifestamos que nos sentíamos cómodos en la reunión dado que con muchos de ellos veníamos compartiendo luchas desde la época del Terrorismo de Estado (la Apdh y Familiares) y con otros habíamos compartido estos diez años de lucha en los juicios contra el Terrorismo de Estado.  Que para nosotros los límites del proceso estaban puestos por un Estado que pretende borrar su responsabilidad en haber garantizado (y sigue garantizando) la impunidad del grueso de los genocidas y pretende “normalidad procesal” y aplicación dogmática del Código Penal de modo tal que se generan tres tipos de impunidades: la biológica que busca que los genocidas mueran sin condena firme, gozando de una hipócrita presunción de inocencia que no es tal sino grosera impunidad de asesinos y torturadores; la de los condenados que aún después de la condena de muchos logra su “libertad”, por el camino de la fuga como el caso de los sanjuaninos Olivera y De Marchi o por el camino de plácidas “domiciliarias” y la más dura de todas ellas es la del Poder Económico que está signada por la  persistencia de las posiciones dominantes de aquellos que perpetraron y se aprovecharon del Genocidio como Blaquier, Massot, Acevedo de Acindar o los directivos de la Ford. Y que el camino que proponíamos era el de volver a los orígenes del movimiento de derechos humanos que consiste en articular lo diverso y ganar la calle para disputar la conciencia y el corazón de la sociedad ya que hay que volver a “enamorar” la sociedad con la causa de Memoria, Verdad y Justicia, tan banalizada por algunos y bastardeada por otros. Y que proponíamos la histórica consigna de Juicio y Castigo para TODOS los culpables y cuando decimos TODOS decimos Blaquier, Acevedo, Massot pero también el General Milani cuya impunidad  no solo ofende a sus víctimas y los familiares sino que ha vuelto a dividir la sociedad entre los que le creen a los represores y los que le creemos a los compañeros.

 

Nos alegra mucho que el planteo contra la impunidad de Milani fuera receptado y reafirmado por la inmensa mayoría de los querellantes y organismos y la misma Procuraduría.

 

Por todo lo expuesto, manifestamos nuestra satisfacción por la realización del evento, por la fraternidad del debate y por el consenso amplio alcanzado que estimamos fortalecerá la lucha contra las impunidades.   Resaltamos el compromiso de todas y de todos de hacer efectivos los acuerdos alcanzados y de darle continuidad en el tiempo al espacio dado que los tiempos que vienen serán de desafíos para los que no bajamos las banderas. Al menos, ese es nuestro compromiso inclaudicable con la memoria de los treinta mil y la causa de la conquista de una democracia verdadera que no permita ni esta ni ninguna impunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s