A cien años del Genocidio Armenio: declaración de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre

hqdefault

  • Memoria para recordar los crímenes de Estado que habían iniciado los colonialistas europeos en Afrecha y continuaron los nazis en la Segunda Guerra Mundial y el Imperialismo Yankee, en colaboración de las potencias capitalistas, incluida Israel, contra los pueblos de América Latina, Asia y África durante casi toda la segunda mitad del siglo XX
  • Verdad para que se sepa que en la historia del pueblo armenio hubo un periodo de liberación y respeto a la dignidad nacional de la mano de la experiencia, derrotada por el Imperialismo Yankee con gran colaboración de la propia Iglesia Católica encabezada entonces por Juan Pablo II, de construcción de socialismo en la Europa Central
  • Justicia para que el Estado Turco asuma de una vez sus responsabilidades históricas, y que las Naciones Unidas actúen hoy mismo para frenar ahora los Genocidios en tiempo presente: el del pueblo palestino por parte del Estado Terrorista de Israel y los otros genocidios silenciosos e invisibles que arrasan con los pobres de África, de Asia y de la propia Europa

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre se suma de manera militante a todos los eventos de recordación del Genocidio Armenio y a todas las iniciativas de reclamo por Memoria, Verdad y Justicia.

La lucha de los pueblos contra el Olvido ha sido siempre objeto de nuestra solidaridad y compromiso; y por ello nos alegramos y congratulamos de los avances que la causa Armenia ha tenido en nuestro país, cuyos tres poderes de Estado han reconocido el acto de Genocidio, incluida la única sentencia judicial emitida en el año 2011, como uno más de los resultados de nuestra propia lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia que siempre tuvo a una parte de la Comunidad Armenia como protagonistas y siempre la pensamos como patrimonio universal.

La reacción del presidente del estado Turco contra las justas palabras del Papa Francisco, aludiendo al pasado argentino en que circulaban libremente los jerarcas nazis sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial, son pretextos débiles puesto que pretenden borrar de la conciencia universal el impacto que los Juicios y las condenas logradas contra más de seiscientos represores dándole a las voces argentinas de condena de crímenes de Estado una gran credibilidad.  No es casual que con diferencia de horas, el mismo pretexto haya utilizado un ministro del reino de España para descalificar las exigencias de extraditar los genocidas franquistas cuya responsabilidad busca ser probada en el juicio que se lleva adelante en nuestro país.

Para los que imaginan la Memoria como un ejercicio hacia el pasado, estos dos hechos contundentes les deberían demostrar que la Memoria siempre es un debate sobre el presente y el futuro de la humanidad.

Por ello, al condenar los crímenes del Imperio Otomano contra el pueblo armenio, no dejamos de pensar en los niños de Gaza y en los millones de africanos que sufren pestes, hambre y pobreza extrema de un modo tal que se satisfacen totalmente las condiciones que el Convenio de Prevención y Castigo al Crimen de Genocidio lo establece en su articulo dos para dar por probado la perpetración del mismo.

Entonces, no encontramos mejor modo de pedir Memoria, Verdad y Justicia para las víctimas armenias que clamar hoy para que los pueblos del mundo paren ya la mano que asesina, tortura, encarcela, enferma y condena a la muerte lenta a millones y millones de seres humanos, tan humanos como los treinta mil argentinos y el  millón de armenios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s