Crónica del debate sobre la impunidad de la Bonaerense en la Manzana de las Luces

el

El martes 14 de julio, se realizó en la histórica Manzana de las Luces un encuentro sobre violencia policial y fortalecimiento de la querella contra los responsables políticos de los Asesinatos del Puente Pueyrredón, del 26 de junio de 2002.
La mesa redonda estuvo integrada por compañeras y compañeros que representaban causas paradigmáticas en las continuidades represivas de los últimos cuarenta años, en nuestro país. El panel puso sobre relieve el sostenimiento y profundización de un modelo represivo, desde la Dictadura genocida, la Masacre de Budge, los Asesinatos de Maxi y Darío y la Desaparición y el asesinato de Luciano Arruga.
De forma conmovedora, el papá y el hermano de Darío Santillán, la hermana de Luciano Arruga, un representante de la Asamblea de Vecinos de Budge, junto con la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el FPDS y la APDH La Matanza reflexionaron acerca de la impunidad actual y del sujeto sobre el cual se perpetra la violación de los derechos humanos.
La apertura del debate la realizó un compañero de la Asamblea de Vecinos de Budge que recordó la Masacre de 1987, poniendo el énfasis en cómo la organización y la audacia popular fue rompiendo el terror sembrado los años anteriores. Del mismo modo, Leo, el hermano de Santillán, hizo memoria acerca del proceso por el cual asesinaron a Maxi y a Darío, del ejemplo de heroísmo y militancia de su hermano, y de la crueldad del poder. Significativamente, en ambos casos hubo que romper con el miedo, con la construcción de un relato (mediático) negador de los hechos y luchar contra un poder judicial siempre del lado de los victimarios. Siempre con movilización, organización y lucha.
Luego, los compañeros de la Liga, la APDH La Matanza y el FPDS problematizaron acerca de las continuidades represivas, de que son los más pobres y los que luchan aquellos que reciben los palos, y reforzaron la idea de la necesidad de profundizar la organización.
Finalmente, Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga, y Alberto Santillán, papá de Darío, cerraron, de manera muy emotiva, insistiendo en la policialización de la democracia (la intrusión y la intromisión de la policía en la vida social) y en la necesidad de configurar un proceso renovado de organización para darle ímpetu a estas causas y romper el cerco que tienen los responsables políticos, que hoy además son los principales candidatos a gobernador de la Provincia de Buenos Aires y a presidente.
Mucho andar queda por delante para destruir las redes criminales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Pero este andar nos mantiene firmes, decididos y con voluntad.

DSC_9863

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s