Entrega del documento “Palestina es la víctima, no el victimario” al Director de Derechos Humanos de la Cancillería Argentina

el

IMG-20151104-01664 (2)

Esta mañana, Tida Rabi, de la Federación de Entidades Argentino Palestinas, Gisella Cardozo de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y José Ernesto Schulman de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, todos en representación del Comité Argentino de Solidaridad con Palestina, se reunieron con el Federico Villegas Beltran, director de Derechos Humanos de la Cancillería Argentina para entregarle el documento sobre la crisis humanitaria en Palestina provocada por las agresiones del ocupante Estado de Israel.

En el dialogo se coincidió en la necesidad urgente de que las Naciones Unidas intervengan enérgicamente a fin de hacer respetar los Convenios y Pactos Internacionales que de manera sistemática y masiva el Estado ocupante viola impunemente.

El Director de Derechos Humanos de la Cancillería se comprometió a elevar a las autoridades políticas el documento, así como trasladar el pedido que el mismo sea presentado por los representantes diplomáticos argentinos en todos los ámbitos habilitados para resguardar los derechos humanos de la población palestina, cuyo derecho a la rebelión los representantes del Comité Argentino de Solidaridad con Palestina, consideraron legitimo e indiscutible.

Los visitantes también valoraron la posición del gobierno argentino en cuanto al reconocimiento del derecho palestino a tener un Estado y a  una vida pacífica y de buenas relaciones con todos su vecinos.

Finalmente, hicieron saber que el mismo documento había sido enviado al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki – Moon y al representante del Estado Palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansour,

Buenos Aires, 4 de noviembre de 2015

Anexo:  documento presentado en Cancillería y la ONU

 

 

 

PALESTINA ES LA VÍCTIMA, NO EL VICTIMARIO

 

Ante los graves hechos que se desarrollan en los Territorios Palestinos Ocupados –incluida Jerusalén Oriental-  y en la Franja de Gaza, como resultante directa de la asfixia a la que la ocupación israelí somete al pueblo palestino, nosotros, organizaciones argentinas, nucleadas en la Federación de Entidades Argentino-Palestinas y el Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, venimos a manifestar lo siguiente:

  • Que la espiral de muerte y destrucción que se está consumando en Palestina y que se traduce a estas alturas en el asesinato de 56 palestinos a manos del ejército sionista, muchos de ellos adolescentes, es una consecuencia directa de la ocupación israelí que dura más de 48 años y que viola de manera permanente y flagrante de todas las normas del derecho internacional humanitario, la legalidad internacional, la IV Convención de Ginebra, los acuerdos de Oslo y la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya referida al Muro de Apartheid erigido sobre territorio palestino.
  • Que reivindicamos el inalienable derecho del pueblo palestino a resistir al ocupante inclusive a través del uso de las armas, al amparo de la ley internacional y de acuerdo con la Resolución 37/43 de la Asamblea General de la ONU del 3 de diciembre de 1982 que lo legitiman. Es decir, y tal como lo especifica la carta del Observador Permanente de la ONU para Palestina ya en el año 2002: “Condenar la resistencia a la ocupación israelí dentro del territorio palestino ocupado por Israel equivale, en realidad, a condenar el derecho internacional que prohíbe la adquisición de tierras por la fuerza y constituye una grave condena de las resoluciones de la Asamblea General y de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas al respecto, lo que es totalmente inadmisible”.
  • Que lamentando profundamente la existencia de víctimas inocentes israelíes, porque concebimos la vida como un bien superior, denunciamos la directa responsabilidad del Estado de Israel en estas muertes por el sostenido y deliberado proceso de colonización, judaización y fascistización de los métodos represivos en los Territorios Palestinos Ocupados que incluyen a Jerusalén Oriental y que en los hechos, hoy, significan la presencia de más de 600 mil colonos ilegales debidamente protegidos y amparados por un ejército de ocupación, lo que lleva a la asfixia, la opresión y la violación permanente de todos los derechos de los habitantes originarios del suelo palestino.
  • Que denunciamos, una vez más, la puesta en práctica de un sistema de apartheid y racismo en contra de la población palestina, manifestado en castigos colectivos, el sometimiento de civiles a los tribunales militares de la ocupación, la demolición de viviendas, la quema de cultivos, la expropiación y la transferencia de población civil bajo coerción militar, todos delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra ante la ley internacional.
  • Que reclamamos ante la ONU y la comunidad internacional, acciones que en los hechos se traduzcan en la sanción de Israel y la creación de un Estado Palestino soberano con capital en Jerusalén, que conviva en paz con sus vecinos, como asimismo, el retorno de todos los refugiados y la restitución de sus bienes y tierras.

De nada ha servido hasta ahora, el proceso de negociaciones que se abrió con los Acuerdos de Oslo en el año 1993. Toda su normativa ha sido violentada e incumplida por el Estado de Israel que, en rigor, la única respuesta que tuvo ante la firma del mencionado acuerdo, fue el asesinato de su Primer Ministro, Yitzak Rabin -que encontró en Netanyahu a uno de sus principales instigadores- y la consecuente instauración de sucesivos gobiernos para quienes la paz jamás pasó por la creación de un Estado Palestino, sino tan sólo, porque el pueblo palestino no se rebelara contra la ocupación y la asumiera dócilmente.

Finalmente, hacemos un llamado a nuestro Gobierno para que condene sin ambages esta nueva escalada israelí de represión y muerte que el gobierno israelí lleva adelante.

Llamamos a respaldar y a actuar decididamente en la promoción y concreción cada día más fuerte del Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) en contra el Estado de Israel en todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Desde la quita de la cooperación académica, hasta no comprar un producto de origen israelí en un supermercado. Si lo hicimos contra el apartheid de Sudáfrica, debemos hacerlo con más fuerza y decisión en contra del apartheid israelí.

El futuro de Palestina está en su lucha y en la solidaridad internacional.

 

VIVA PALESTINA LIBRE

Viva Argentina Solidaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s