Se firmó un convenio de Amistad y Colaboración entre organismos americanos y palestinos de derechos humanos.

el

Por la presente, la Coordinadora Americana en defensa de los derechos de los pueblos y las Víctimas de la Prisión Política, integrada por la Liga Mexicana por la defensa de los Derechos Humanos, la Alianza por la Justicia Global, de los EE.UU., la Fundación Lazos de Dignidad de Colombia, la Comisión de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Honduras, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile, el Observatorio de la Escuela de las Américas y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, en adelante la Coordinadora, y Addameer Prisoner Support and Human Rights Association (Asociación de apoyo a los prisioneros y la defensa de los Derechos Humanos) de Palestina, en adelante Addameer, convienen en establecer un Convenio de colaboración en la lucha común por la libertad de las personas privadas de libertad por razones políticas y la vigencia plena de los derechos humanos en todas las Américas y el territorio palestino, hoy ocupado militarmente por el Estado de Israel.

 

Si tomamos el año 1948 como punto de referencia a la lucha universal por la vigencia de los derechos humanos, en cuanto fecha en que la Asamblea General de las nacientes Naciones Unidas aprueban dos documentos fundamentales para el Derecho Internacional y los Derechos Humanos: la Declaración Universal de Derechos Humanos y la sanción del Convenio de Prevención y Castigo al delito de Genocidio debemos decir que en ese mismo año el pueblo palestino sufrió la Nabka, el despojo violento de buena parte de los territorios que las propias Naciones Unidas habían destinado para la creación de un Estado Palestino, que nunca llegó a concretarse, y la expulsión de setecientos mil palestinos de sus viviendas y terruños, comenzando un interminable peregrinar como refugiados que aún hoy continúa en las políticas de dominación agobiantes y de exterminio que practica el Estado de Israel ante la mirada pasiva y complaciente de los organismos internacionales por una parte;  y que en América la declaración universal de los derechos humanos funcionó como la señal de partida para un proceso de expansión colonial del gobierno de los Estados Unidos sobre todo el continente que tuvo en los golpes de Estado y los procesos genocidas el instrumento militar que se acompañó de planes de “desarrollo” como la Alianza para el Progreso de los 60 y el endeudamiento externo masivo de los 80 que dieron paso a la imposición de un modelo neoliberal de dominación capitalista que aún continúa.  En ese camino no podemos dejar de nombrar los golpes de Estado en Guatemala en 1954, en Brasil en 1964, en Argentina en 1966, en Chile en 1973, en Uruguay en 1974 y otra vez en Argentina en 1976 a lo que se suma el apoyo imperialista a los regimenes de violencia continua en Colombia o Paraguay.  En los últimos años los EE.UU. gestaron el golpe de Estado contra Honduras y Paraguay en el 2009 y 2012, respectivamente, y propician una campaña regresiva contra los avances en la integración de los pueblos y la conquista de derechos de la última década.

 

Al pronunciarnos en contra de todas las formas de violación de los derechos humanos, desde las más brutales y evidentes como la tortura y el asesinato, hasta las más sutiles y veladas como la estigmatización y la discriminación, no podemos dejar de señalar la responsabilidad de las élites locales de América y del ocupante Israel, en todos los casos asistidos y respaldados por el gobierno de los EE.UU. a quienes denunciamos como co/responsables de los procesos genocidas sufridos en América y los crímenes que hoy sufre el pueblo palestino.

 

Por medio de este Convenio de Colaboración tanto la Coordinadora como Addameer se comprometen a practicar entre nuestros pueblos el máximo de solidaridad expresada en campañas de difusión de la realidad de la violación de los derechos humanos y de acciones ante los organismos internacionales, los gobiernos y las agencias encargadas del cumplimiento de los Pactos y Convenios de vigencia de los derechos conculcados, el intercambio de información y el impulso de intercambio entre delegaciones de nuestros pueblos que fortalezcan los lazos de amistad entre los pueblos que defenderemos y promoveremos convencidos que son los pueblos los primeros interesados en la vigencia plena, integral y universal de nuestra común causa de los derechos humanos.

 

Ramalah, Buenos Aires, Santiago de Chile, Bogotá, Distrito Federal México, Tucson y Tegucilpa a los 20 días del mes de julio de 2016

Del presente documento se publicarán dos versiones: en español y en inglés para conocimiento de todas y todos los luchadores por los derechos humanos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s